Las esferas de cristal de Miguel Díaz Ramírez

¡Hola a todos!

Hoy os traigo la reseña de un libro que tengo que reconocer que a veces me ha costado leer, básicamente porque trata de un tema que no deja indiferente a nadie, y es nada más y nada menos que, el maltrato, por lo que me ha hecho reflexionar sobre muchos aspectos y a documentarme un poquito sobre otros muchos.

Por eso, me ha costado un poquito (bastante más de lo que pensaba, sinceramente) más de la cuenta. Hoy os traigo la reseña de Las esferas de cristal de Miguel Díaz Ramírez.

    Las esferas de cristal de Miguel Diaz
Ficha técnica
Título: Las esferas de cristal
Autor: Miguel Díaz Ramírez
Editorial: Editorial Círculo Rojo
ISBN: 978-84-9126-267
Edición: Primera edición (Abril 2016)

 

 

Roberto, abogado de éxito, huye de un matrimonio sin amor dejando a Carolina abandonada a las puertas del altar. Se refugia en Lima al lado de su amigo Ricardo. Allí, intentando curar sus heridas, descubre una faceta de la vida de su amigo desconocida, un país fascinante y… “Horizontes”, la razón por la que Ricardo abandonó España. Mucho más que una palabra “Horizontes” se convierte en un punto y aparte que marcará el futuro del protagonista. Una historia donde la huella de la amistad, el descubrimiento de uno mismo y la lucha frente a una gran lacra: la violencia de género, invitan a conocer el universo de las esferas de cristal.

La historia que se nos presenta en esta novela, es una historia bastante cruda dado el tema que trata, la violencia de género. Se hace bastante dura en algunos momentos, no os voy a mentir, pero tengo que reconocer que me ha llamado la atención y ha conseguido engancharme, e incluso ha hecho que busque información a parte sobre los temas tratados, no me malinterpretéis, no es que no esté bien documentado, todo lo contrario de echo, pero me apetecía saber más sobre lo que cuenta y no he podido resistirme a buscar información al respecto.

Una novela difícilmente se sustenta con una única línea argumental, en este caso, las tramas secundarias que utiliza el autor en esta novela, tienen lógica. La novela crea una tensión y un interés al lector que hace que quieras seguir sin parar de leer, a ver que pasa con ciertos personajes.

El punto clave de toda novela son los personajes, todos son diferentes entre sí, a pesar de compartir cosas, tienen un desarrollo totalmente visible y coherente a lo largo de la historia, y tanto los principales como los secundarios tienen unas motivaciones claras y contundentes, las cuales se pueden ver claramente, tanto en sus reflexiones como en sus actos. Los personajes para resultar interesantes tienen que tener un mundo interior rico, claro y lógico, en este caso los personajes tienen un mundo interior así, coherente y rico. Roberto, el protagonista de esta historia me ha sorprendido, y es que al principio pensé que no iba a conseguir empatizar con él, y finalmente pasó todo lo contrario, me parece un personaje muy logrado e interesante que no deja indiferente a nadie. En cuanto a los personajes secundarios, creo que son bastante importantes en esta novela, nos ayudan a conocer el panorama que se establece en la novela y a obtener diferentes puntos de vista.

Todo personaje, debe enfrentarse a unos obstáculos, para que la tensión del lector siga a raya, en este caso, cumple totalmente su función, están muy bien diseñados, y por lo tanto sirven para mantener la tensión de la historia.

El conflicto, no se queda atrás en cuanto a importancia, es el pistoletazo de salida que hará que la aventura que corren los personajes tenga o no fuerza como para enganchar al lector y que devore el libro hasta el final. Es suficientemente atrayente en este caso, es interesante y cautivador, cosa que no es sencilla de lograr. Las fuerzas implicadas en este conflicto están equilibradas, lo que hace que quieras leer más y más.

El clímax o resolución del conflicto, tiene que ser intenso. Es el momento cumbre de la obra, y tiene que estar a la altura del resto de la novela. Cumple las expectativas, y resuelve de una manera rotunda y convincente todos los problemas que se van planteando a lo largo de la historia.

Otros puntos a tener en cuenta, son el punto de vista, la narración en tercera persona que hace el autor, hace que la lectura sea fluida y quizás no adquiera el dramatismo total que necesita esta novela, pero se acerca bastante.

El escenario, el lugar y el tiempo, dos cosas que se necesita que tengan una relación espacio/tiempo totalmente lógica y coherente con la historia y los personajes, y en este caso es totalmente correcta.

Por último, pero no menos importante, el estilo y el lenguaje de la obra, creo que es correcto en ambos casos, en primer lugar el estilo, el autor utiliza oraciones fluidas y correctas, no es repetitivo y eso hace que para el lector le sea mucho más sencilla y fluida la lectura; en el caso del lenguaje que ha dotado a los personajes, es bueno, es decir, cada personaje tiene una voz, un estilo, son diferentes y cada uno se caracteriza en algo.

Como veis, es un libro que cautiva, y que no deja indiferente a nadie dados los temas que se plantean en este libro.

Las esferas de cristal de Miguel Díaz Ramírez

El báculo de Luz Guillén

Post a comment